• Asemas
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
Sin comentarios

Consumo energético y reformas sostenibles

La rehabilitación de viviendas se ha convertido en los últimos meses en objetivo prioritario de las administraciones públicas. La finalidad es doble. Por un lado, contribuir a la reactivación económica tras la crisis provocada por la pandemia. Por otro, avanzar en el camino hacia la sostenibilidad, actuando sobre el parque de viviendas más envejecido.

En ese sentido, ya se han establecido las líneas maestras que van a regir el reparto de más de 4.400 millones de euros a cargo de fondos europeos. Fondos destinados a la rehabilitación en edificios y viviendas dentro de Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP), a actuaciones de rehabilitación a nivel de edificio y al fomento de la mejora de la eficiencia energética de viviendas, entre otros apartados.

El consumo energético en los hogares

Se calcula que los edificios representan aproximadamente el 40 % del consumo de energía final en la Unión Europea. Y, si nos centramos solo en España, alrededor de 58 % de los edificios existentes se construyeron antes de que entrara en vigor la primera normativa referente a eficiencia energética.

No es el único dato que debe llevar a la reflexión, hay otro también relevante: según informes del Instituto Nacional de Estadística (INE), los hogares son responsables de más del 21 % de los gases de efecto invernadero que se emiten en nuestro país. 

Estas cifras ponen de manifiesto la importancia de ejecutar actuaciones destinadas a reducir el consumo de energía en el sector residencial, especialmente en lo que a climatización se refiere. En el caso de las reformas de pisos en Barcelona, por ejemplo, las medidas pasarían por mejorar la envolvente térmica en el caso de los edificios, así como el aislamiento y las ventanas en las viviendas. 

Junto a ello, son imprescindibles otro tipo de medidas diseñadas también con criterios de sostenibilidad. En ese apartado entrarían la renovación de instalaciones eléctricas y conducciones de fontanería, normalmente incluidas en las reformas de cocinas en Barcelona.

Todas las actuaciones y mejoras suman en ese camino hacia la rehabilitación energética. Solo la mejora del aislamiento puede conseguir ahorros de hasta el 50 % en consumo de energía. Mientras, los sistemas de ventilación mecánica con recuperación de calor permiten rebajar la demanda de calor hasta en un 90 %. Y son solo dos ejemplos más de todo lo que se puede hacer.

Reformas sostenibles y energías renovables

Uno de los mayores impulsos hacia la sostenibilidad, sin embargo, pasa hoy en día por la implantación de las energías renovables también en los hogares. Sistemas cuya implantación requiere en ocasiones de una inversión elevada, pero consiguen no solo una mayor eficiencia energética de las viviendas, también una rebaja de las emisiones.

En ese sentido, la instalación de sistemas de aerotermia o geotermia permiten un ahorro en el consumo energético que puede alcanzar hasta el 70 % en calefacción y el 50 % en refrigeración. A ellos hay que sumar la instalación de paneles fotovoltaicos para la generación de electricidad, que en algunos casos permiten incluso el autoconsumo.

Todas ellas son medidas imprescindibles para conseguir que edificios y viviendas sean sostenibles. Una senda que ya se ha iniciado, pero en la que todavía queda mucho por recorrer.

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio