• Asemas
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
Sin comentarios

Rehabilitación energética de cubierta con el Sistema SIATE de Onduline en las Escuelas Menores de la U. Salamanca

Nuestros amigos de Onduline nos hacen llegar la siguiente información que seguro será de vuestro interés.

Caso de éxito: Rehabilitación energética de cubierta en las Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca con el Sistema SIATE de Cubierta Onduline

Los trabajos han supuesto una actuación integral de restauración, acondicionamiento y rehabilitación sobre una superficie de 1.800 m2 de cubierta

 

Las Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca son una edificación histórica que empezó a construirse en 1428 y cuyo cometido principal fue, durante muchos años, la de centro educativo de estudios menores como el bachiller, requisito imprescindible para estudiar cualquier carrera universitaria en la ciudad. El día 3 de junio de 1921 fue declarado Monumento Nacional y en la actualidad es un museo.

Del edificio destaca especialmente su magnífica plaza interior cuadrangular conocida como el Patio de Escuelas de Salamanca. La plaza, compuesta por arcos mixtilíneos y lados desiguales típicos del estilo barroco, se construyó a principios del siglo XVII por orden real de Felipe III. Además, en una de las aulas del Patio de Escuelas se conserva una extraordinaria obra de arte del pintor Fernando Gallego, “El Cielo de Salamanca”, un fresco que data de finales del siglo XV y que fue rescatada de la bóveda de la antigua Biblioteca de la Universidad de Salamanca.

El proyecto de restauración de las Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca ha sido adjudicado a la empresa constructora Diaz Cubero con un presupuesto total de 1.569.187,58 €. Su promotor ha sido el Ministerio de Fomento (Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo). La intervención, que se ha centrado inicialmente en la rehabilitación energética de las cubiertas, también ha afectado a la restauración de la cestería y de los alfarjes del edificio, así como a la casa del conserje y ciertas instalaciones de la Biblioteca Histórica y de la Sala de Incunables. En la dirección facultativa, el proyecto ha contado con el arquitecto Eduardo Dorado, de la Universidad de Salamanca.

En primer lugar, se ha procedido al desmantelamiento de las cubiertas compuestas por placas de fibrocemento con amianto por un equipo especializado en la gestión de este tipo de residuos.

Rehabilitación energética de la cubierta

Las cubiertas de las Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca estaban compuestas por placas de fibrocemento con amianto, por lo que la rehabilitación se ha centrado en retirar ese sistema de cubierta y sustituirlo por una solución eficiente y ligera que cubriera las necesidades del tejado de la manera más eficaz: el Sistema SIATE de Cubierta Onduline.

Los trabajos de rehabilitación energética de cubierta, ejecutados por la empresa instaladora Inversiones Arentiles, se han desarrollado en cuatro fases: retirada de la cobertura y desamiantado de la cubierta, saneamiento y refuerzo de la subestructura, instalación del sistema SIATE de Cubierta Onduline y colocación de la cobertura de teja cerámica curva.

Una vez retirada y recuperada parte de la cobertura de teja y después de eliminar las placas de fibrocemento con amianto existentes debajo de las tejas, se ha comprobado el estado del soporte de la cubierta formado por tablas sobre estructura de madera.

Instalación del primer elemento del sistema SIATE Cubierta Onduline. Los paneles ONDUTHERM BASIC se fijan sobre el soporte de la cubierta, en este caso un entramado de listones de madera, aportando el aislamiento térmico y un soporte transitable.

Sistema SIATE

Tras sanear el soporte de cubierta se ha realizado un entramado a base de listones de madera para salvaguardar dicho soporte y dar planimetría a los faldones. Sobre este nuevo entramado de madera se fija el medio panel sándwich de madera ONDUTHERM BASIC, que es el primer elemento del Sistema SIATE de Cubierta Onduline.

En este caso, se ha optado por un panel sándwich ONDUTHERM BASIC compuesto por un tablero aglomerado hidrófugo superior de 19mm y un núcleo aislante de poliestireno extruido de alta densidad de 60 mm de espesor. Los paneles se unen entre si gracias al encaje machihembrado que rompe el puente térmico y se fijan mecánicamente al entramado de listones con tirafondos para estructura de madera.

Una vez fijado el panel sándwich al entramado de la cubierta, este forma un soporte continuo y transitable que facilita la instalación de la impermeabilización bajo teja de la cubierta. Esta impermeabilización del tejado se ha realizado con Onduline Bajo Teja DRS, concretamente con el modelo de placa BT-150 PLUS. Este modelo de placa bajo teja está compuesto por partes onduladas y planas, siendo altamente resistente al pisado.

Instalación del segundo elemento del sistema SIATE Cubierta Onduline. Las placas Onduline Bajo Teja DRS, modelo BT-150 PLUS, se fijan sobre los paneles ONDUTHERM BASIC para impermeabilizar y proteger la cubierta y su aislamiento térmico.

Ventajas de Onduline bajo teja

Las principales ventajas de instalar este sistema de impermeabilización bajo teja son su ligereza (3 Kg/m2), su flexibilidad y absorción sin fisuras de los posibles movimientos en la cubierta, su facilidad de instalación y su alta calidad, ofreciendo una garantía total y duradera de impermeabilización incluso con bajas pendientes (10%).

Las placas impermeables Onduline Bajo Teja DRS se disponen directamente sobre los paneles sándwich ONDUTHERM BASIC y se fijan directamente a estos de forma mecánica. Su instalación se hace solapando tanto lateral como verticalmente las placas y, dado que en este proyecto la cobertura de la cubierta es de teja curva con tacón, se ha instalado un enrastrelado sobre las placas bajo teja para dar el soporte adecuado a las tejas y mantener la microventilación del tejado.

La instalación de la cobertura de la cubierta con teja cerámica curva se ha realizado con piezas nuevas de teja cerámica curva con tacón para las canales y con la teja cerámica curva original recuperada para las cobijas. De esta forma, se ha mantenido la estética tradicional adecuada a la arquitectura del edificio, pero dotándole de todas las prestaciones técnicas de una cubierta ligera, microventilada, impermeabilizada y energéticamente eficiente.

El último paso consiste en la colocación de la teja cerámica curva nueva con tacón a modo de teja canal, sobre el enrastrelado de madera, y la colocación de la teja cerámica curva recuperada a modo de teja cobija.

El Sistema SIATE de Cubierta Onduline concede una garantía de 20 años de aislamiento térmico de cubierta y 30 años de garantía de impermeabilización bajo teja de cubierta.

 

Este artículo pertenece a nuestra sección de post patrocinados
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio