• sistema siate cubierta- onduline
Blog de STEPIEN Y BARNO – publicación digital sobre arquitectura
2 Comentarios

LA FARNSWORTH Y LA GLASS HOUSE SEGÚN ALBERTO CAMPO BAEZA

FARNSWORTH Y LA GLASS HOUSE _ Campo Baeza   _ Mies Philip Johnson _ stepienybarno copia

Extracto del libro “Principia architectonica” de Alberto Campo Baeza

“(…) Cuando nos preguntamos qué hay de fascinante en la Casa Farnsworth de  Mies que la Glass House de Philip Johnson no tenga, debemos recurrir a consideraciones de métrica. Mies, con gran sabiduría, levanta el plano principal del suelo de la casa hasta la altura de los ojos (1.50 mts) para que flote, para que se convierta en una línea, para que casi desaparezca. Y mide bien la distancia entre los planos de suelo y techo (3.0 mts) para lograr la horizontalidad exacta. Philip Jonson deja ese plano más bajo, casi a ras de suelo, y suceden menos cosas. Quizás el suelo de la Glass House debería estar completamente a ras de terreno para lograr la continuidad total de ese espacio.

El quid de la cuestión es un tema de medidas. O mejor todavía, del conocimiento del efecto de las medidas. Porque con unas medidas sucede una cosas y con otras medidas, otras. En definitiva, es cuestión de mética en sentido más poético del término.”

Noticia seleccionada por el Canal de arquitectura STEPIENYBARNO.

STEPIENYBARNO EN LINKEDIN

STEPIENYBARNO EN TWITTER

STEPIENYBARNO EN FACEBOOK

*Stepienybarno está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó y desde mayo del 2009 estamos en la red con  la presente publicación digital (Blog) de arquitectura.

Nuestra actividad se sustenta en tres pilares básicos: la investigación, la publicación (comunicación y difusión) y la redacción de proyectos de arquitectura.

A su vez, somos socios cofundadores de SINERGIA SOSTENIBLE y redactores de LA CIUDAD VIVA.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario podrá ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
2 COMENTARIOS
  1. iago lópez

    Interesante entrada. Para mí, la mejor interpretación sobre porque esta casa inhabitable nos sigue dando tanto que pensar es la de Richard Sennet, que la ve como una arquitectura de lo sublime (en el sentido estético/kantiano):
    “Al acercarnos nos entra el deseo de llegar cuánto antes para resguardarnos en ese refugio. La casa, sin embargo, no ofrece un santuario. La amenaza de la naturaleza que nos ha apremiado a llegar cuanto antes se refuerza tan pronto como se alcanza la terraza; no existe un refugio propiamente dicho capaz de cobijar a ningún ser vivo.(…) Tampoco ofrece ninguna seguridad la visión de las personas en el interior; da la impresión de que nadie se puede hallar a sus anchas en el interior (…) La intrusión de alguien que dormitase en una silla (aunque sea muy difícil dormitar en la silla Barcelona de Mies), o la visión de otra persona que leyese una revista comiendo patatas fritas; en fin, cualquier signo normal y corriente de lo doméstico resulta obsceno. Por el contrario, se trata de un espacio en el cual experimentamos el terror de la naturaleza agudizado más aún por un edificio que no nos ofrece ninguna promesa de refugio. Es una moderna expresión de lo sublime.”
    Es decir, es la obra de un gran artista, pero de un arquitecto perverso.
    Saludos,
    Iago López

  2. Juan Carlos

    El autor del comentario debería considerar un pequeño detalle sin importancia, una bagatela, algo tan intrascendente como que la casa farnsworth esta ubicada en una parcela inundable junto a un rio, que de hecho se ha inundado varias veces, y que dentro del programa del proyecto es obvio que la casa debía estar elevada.

    Como decía D Miguel Fisac, DONDE, PARA QUE, COMO, y si después queda “un no se que” bien, y si no no pasa nada porque hemos hecho una arquitectura integra.

DEJA TU COMENTARIO

Tu dirección de correo no va a ser publicada. Campos obligatirios están señalados con *

GRACIAS POR LEERNOS
Archivo
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Volver al inicio